Swimming Pool

Leandro Erlich es un artista nacido en 1973 y de origen argentino, creador de esta fascinante obra presentada en el Museo de Arte Contemporáneo de Kanazawa, en Japón.

Se trata de una ilusión óptica con lo que parece ser una piscina común y corriente que, a primera impresión, parece estar llena de agua, pero en realidad representa un genial engaño visual: mediante un dispositivo especial, se expande sólo en la superficie una película de agua.

Utilizando dos láminas de acrílico transparente y colocándolas con un espacio de 30 cms entre sí, son llenadas con agua para que, quienes están afuera y miran hacia adentro vean a las personas que allí se encuentran como si estuvieran sumergidas. Ocurriendo lo mismo con quienes se encuentran dentro de la pileta y miran hacia arriba.

El concepto es contraponer dos espacios, engañar la percepción de los espectadores y romper con las perspectivas convencionales. La perplejidad es, quizás, el primer sentimiento que nos ataca. Ingresar, literalmente, al interior de una piscina, es una experiencia que puede producir sensaciones equívocas.

Estos juegos de inversiones (interior/exterior, arriba/abajo, adentro/afuera), son los que caracterizan gran parte de la obra de Erlich.

Vía: mydesignstories.com & randomthings-maru.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *